jueves, 26 de junio de 2008

La recuperación física del caballo de competición

Un entrenamiento o una competición queman energía, resultan en una pérdida de agua y electrolitos, y fuerzan estructuras de soporte como huesos, tendones y ligamentos. Por ello es comprensible que debamos ofrecer al caballo la oportunidad de recuperar lo perdido y de reparar cualquier tejido dañado. En caso contrario, el sobreesfuerzo puede disminuir el rendimiento, provocar una pérdida de apetito y de peso, o una pérdida de entusiasmo durante los entrenamientos.

Objetivo número 1: Combatir la fatiga

- Disminuir la temperatura corporal:
Muy importante en días de mucho calor y humedad, y en competiciones intensas como el cross-country en un concurso completo. Es posible que el caballo necesite un enfriamiento activo para acelerar su recuperación. Si su temperatura rectal supera los 40ºC, muévelo a la sombra, dale un baño de agua fría y sécalo con un rascador/secador, y si hace falta, repite los baños hasta que baje de los 38°C. Es un mito que el agua fría provoque daño muscular. Lo que sí provoca daño muscular es la hipertermia. La brisa o un ventilador también ayudarán. Evita dejar toallas mojadas sobre el caballo porque actuarán como aislantes y retendrán el calor.

- Rehidratar:
Un caballo deshidratado pierde capacidad para combatir el calor corporal. Por tanto, cuando ofrecemos agua al caballo, no solo lo hidratamos sino que lo “enfriamos”. Ofrece primero agua con sal a temperatura ambiente (20ºC), seguido de agua sin sal.

- Recuperar la energía gastada:
Las reservas corporales de glucosa son muy limitadas y el rendimiento deportivo disminuirá cuando las reservas disminuyan, especialmente en ejercicios de galope, saltos o trabajos en pendiente. Tras el ejercicio, la recuperación no será total hasta que haya recuperado las reservas perdidas. Se puede ofrecer una pequeña comida de pienso a partir de los 45 minutos, además de forraje de alta calidad. Una segunda comida se puede ofrecer 2-3 horas después. Comer fibra estimula las ganas de beber e hidrata al caballo.

- Recuperar los electrolitos perdidos:
Ofrecer electrolitos también ayudará a hidratar al caballo. Se puede ofrecer un bloque de sal o sal en polvo en un cubo, pero es más probable que la consuma si añadimos 30 gramos a la ración que daremos tras el ejercicio. Si los añades al agua, ofrece también otro cubo con agua normal porque algunos caballos sólo beberán agua sin sales.

Objetivo número 2: Evitar el dolor muscular

En general, cada sesión de ejercicio debería acabar con 5-10 minutos de trote y un periodo similar de paso. Este enfriamiento activo permite una reducción progresiva en la intensidad del ejercicio, una redistribución gradual de la irrigación sanguínea, facilita la eliminación de lactato muscular y disminuye el calor acumulado. El lactato residual contribuye al dolor muscular y puede afectar el rendimiento del caballo si tiene que volver a competir a corto plazo.
Varias formas de terapia física se usan de manera rutinaria justo después del enfriamiento, aprovechando que las estructuras aún están calientes. Los estiramientos liberan tensión y reducen el dolor muscular. Mientras los hacemos, podemos aprovechar para revisar si el caballo ha sufrido algún trauma o corte. Lo mejor es buscar asesoramiento de un terapeuta profesional que nos instruya. Finalmente, soltar al caballo en un cercado ayudará a que se relaje y servirá como premio tras la competición.

Objetivo número 3. Evitar el estrés del transporte

Viajar justo después de la competición puede retrasar la recuperación porque limita la oportunidad de recargar la energía perdida, y los viajes largos son en sí mismos cansados. Asegúrate de que el caballo está hidratado antes de viajar. El estrés de la competición y el transporte puede contribuir a la aparición de úlceras gástricas, muy frecuentes en caballos de competición.


Mireia Lorenzo (Doctora en Medicina Equina por la Universidad de Florida)
Rodrigo Velasco (Especialista en Reproducción Equina por la Universidad de Florida)
Clínica Equina Auriga
www.clinicaauriga.com

No hay comentarios: